martes, 16 de diciembre de 2008

¡No vayan más al Tayta!


Llegué a Lima soleada y calurosa después de un viaje agotador y malita del estómago (parece que ya es costumbre). En la noche fuimos con mi mamá a la Feria del Libro para la presentación del libro de Simone, me encontré con Danilo, Inés, Rocío, a varias de mis amigas del seminario de escritura, mujeres y poder, también a Arón, en fin, muchas personas conocidas. De ahí me fui con Danilo e Inés un rato a su casa a ponernos al día en la novedades. El sábado estuve en la mañana en la actuación de clausura de Miguelito. Estuvo todo muy bonito, ahí de paso vi a mi abuelita. Ximenita está hecha una coqueta preciosa. En la noche me fui a San Felipe, a saludar al peludo salvaje, Boris, vi a Ibis y conocí a Judith y Martin. Nos fuimos en manchita a miraflores y Barranco. Por cierto, estuvimos en el Taita y ya no vayan nunca más. Primero nos atendieron pésimo, pedimos una cosa y nos trajeron otra y cuando le dijimos que se la lleve (la jarra de más) el mozo salió con que le descuentan, en fin, un chantajista. De ahí como esperamos a más gente y ya estaba lleno, querían cobrarles 15 soles sólo para entrar, ¡cuando no había ni lugar! Y la verdad no lo ameritaba. La vez anterior que fui por mi cumpleaños no me regalaron ni una papita frita y además la comida estaba fea. Así que ¡ya no vayan más al taita!, como consumidores hay que aprender a ser exigentes y rechazar el servicio deficiente. El domingo desayuné con Rocío y nos quedamos largo conversando. Luego fui con mi mamá al Gramadal por un ceviche y una causa de cangrejo. Nos regresamos tranquis a la casa a ver los regalos de navidad. Pero sigo un poco mal del estómago así que me voy a cuidar. A mi abuelito lo veo flaquito y parece que está perdiendo sensibilidad en su rostro, ya no habla con coherencia y se le cae una parte del labio, me da un poco de pena, pero está saludable fuera de eso. El lunes fue el homenaje a Susana Reisz en la feria del libro, antes me encontré con Inés y Danilo y estuvimos conversando un rato. Hoy retomé el gimnasio y me puse feliz porque todo el mundo me dijo que estaba muy delgada. Luego pasé todo el día viendo mi libro con Rodo y parece que va bien pero no podrá salir para antes del 7 de enero, pero ya con eso puedo pensar en la presentación.

jueves, 11 de diciembre de 2008

Cuatro días


El lunes estuve haciendo la traducción del boletín y avanzando un poco mis ensayos, en la tarde fue la sesión de despedida del Seminario de Crítica cultural y género, así que estuvimos un rato conversando, de ahí fui al cine con Rubén a ver Nick y Nora, una película muy bonita sobre dos adolescentes, que no es la típica película tonta de adolescentes. El martes fue la última sesión del Seminario de Frontera y Ciudadanía con Rossana, estuvo interesante, comentó algunas cosas sobre Chile que me sorprendieron mucho. Ella es una chilena muy crítica de su país y lo considera un espacio excesivamente clasista y discriminador, persecutor de sus indígenas. También comentó que aunque la ley del divorcio ya se aprobó en la práctica es imposible hacerlo y varias cosas que me sorprendieron mucho porque pensé que era un lugar mucho menos machista y sexista. De ahí almorcé con Lucía, desde que llegué no habíamos tenido tiempo de conversar con calma y recién ahora lo pudimos hacer, fue una conversación divertida e interesante. Existe el proyecto de que el próximo año dictemos parte del seminario juntas e incorporemos más temas de literatura para leer y analizar a varias escritoras latinoamericanas, como por ejemplo Magda Portal. En la noche fuimos a ver la película de Woody Allen, Vicky Cristina Barcelona. Las tomas de Barcelona me encantaron, a los cinco minutos ya Rubén me había dicho que ahorremos para ir el otro año para allá, ojalá. La ciudad se veía bellísima, ya había dicho Woody que si no te gustaba la película al menos te gustaba la ciudad. La película no me gustó mucho, tiene algunas cosas interesantes pero me parece que se ha vuelto muy complaciente Woody en relación con el público, habiendo iniciado como un director independiente y crítico, da en la yema del gusto poniendo a besarse a Penélope Cruz con Scarlett Johanson, aunque es muy discreto en las escenas sexuales, como siempre, con una historia que sólo se sostiene a medias y que no tiene ni la profundidad ni el humor que alguna vez fue capaz de producir. El miércoles estuve trabajando todo el día y en la noche salimos con Gaby para conocer a Fernando, su novio. Su historia es bonita porque estuvieron en la universidad como cinco años y de ahí él se fue a Estados Unidos, por lo cual tuvieron que romper pero en todo este tiempo de lejanía sólo se han reafirmado en sus sentimientos, así que Fernando finalmente renunció a su sueño americano y elegió uno más real en el DF con Gaby y ahora han empezado a vivir juntos en Mixcoac. Me cayó muy bien Fernando y se les ve muy contentos a los dos. Nos fuimos a comer al 10 y de ahí estuvimos un rato en su depa tomando una cerveza. Estuvo bonito, pero habrá que esperar a que yo regrese para que él conozca mi depa y para hacer más cosas juntos. Pero me alegra mucho que tengamos una pareja amiga con quien salir y compartir. Y hoy jueves estoy tratando de acabar mi ensayo pero sigo algo entrampada, así que supongo lo terminaré en Lima, como no quería. Rubén tiene hoy su fiesta de fin de año en su oficina. Nos recogerá su mamá en la noche en el auto para irnos al Estado y de ahí salir en la madrugada al aeropuerto. Lo malo es que me ha dado esa penita tonta de querer estar aquí y allá al mismo tiempo. Mañana es la fiesta del Colmex y es también cumpleaños de Fernando, es posible que Gaby pida el día para que vayan juntos a tomar, bailar y comer gratis, Rubén va de todos modos con sus amigos; pero yo no estaré, en cambio estaré con mi mamá, iré a la feria del libro, estaré en la presentación del libro colectivo en el que participé sobre Simone de Beauvoir y veré a muchos de mis amigas y amigos que no veo hace tiempo. No se puede tener todo en la vida.

lunes, 8 de diciembre de 2008

2046 y el arcón navideño


El lunes tuve que trabajar bastante para enviarle a Lucía en la noche el avance de mi investigación pero me sirvió mucho para tener más claro lo que tengo que hacer. El martes tuve clase con Rossana, también muy buena, hablamos de Primo Levi y Amerie, dos sobrevivientes del holocausto, a ella le interesa cómo se transforma la identidad en un accionar político. En la tarde almorcé con Oli y conversamos un rato, porque ella ha estado muy ocupada y no hemos logrado vernos hace bastante tiempo. En la noche fuimos con Rubén a ver La visita de la banda una película de la muestra, israelí y egipcia, muy buena, hasta a Rubén le gustó mucho, era una historia muy sencilla de una banda de la policía egipcia que llega a Israel y se pierde, conociendo a distintas personas en esa aventura. El miércoles tuve mi reunión con Lucía y le gustó mucho el avance, ambas conversamos un rato sobre lo que estaba pendiente y sobre lo que presentaría en febrero regresando de vacaciones así que tengo trabajo que hacer, pero me tranquilicé mucho al tener las cosas claras. En la noche nos fuimos a ver La quimera de oro de Chaplin que también fue parte de la muestra, estuvo muy buena, Chaplin es un genio. Creo que fuera de él, Buñuel y Hitchcock no hay cineastas de esta época que los hayan superado ni de tu talla. Al día siguiente fui todo el día al Colmex a fotocopiar varios libros para mi investigación y también alguna información para el texto sobre Garro y Vanlenzuela. Así que me quedé a comer ahí con Rubí y de ahí pasamos la tarde juntas porque ella andaba con las pilas un poco bajas por alguno problemas personales que tiene. Tarde vimos una película rumana que creíamos era una crítica a favor de permitir el aborto legalmente, pero no supimos el final porque no tenía subtítulos más que en inglés, estos pasaban muy rápido y teníamos que estar parando la película para leerlos, además de que se salían de la pantalla y a media película, para colmo, dejó de haber subtítulos, así que nuestro nulo conocimiento del rumano nos impidió entender el final. Aunque por lo que vimos, que fue poco porque habían largas escenas de conversaciones en la mesa, nos pareció que más bien era una película que critica el aborto, hasta se ve un supuesto feto que es casi un niñito pero en chiquito, ¡el colmo! La película se llama Cuatro meses, tres semanas, dos días y es un poco espeluznante. El viernes era la comida anual del PUEG así que estuvimos en un lugar muy bonito, como en un parque donde hicieron tacos y luego hubo baile y karaoke, así que estuvo muy divertido. Rifaron lo que llaman arcones navideños y que para nosotros sería canastas navideñas y yo me gané una, lo que me sorprendió porque nunca me gano nada de nada. Así que estuvo muy bien, venía vino y conservas. En la noche vimos en DVD 2046 una película de Won Kar Wai que me gustó mucho. Como en todas las películas suyas el amor es imposible o es trágico, pero esta tiene algunos aspectos futuristas interesantes. Siempres una delicia la música que elije. El sábado en la mañana me fui con Oli a la peluquería y luego al Fonart por algunos recuerditos. En la tarde almorzamos en el sushi y de ahí nos encontramos con Nina para entregarle unos encargos que no le había dado desde que llegué. Descansamos un rato antes de ir a la reunión en casa de Ema que fue en Coyoacán. Estuvimos un rato y nos fuimos a casa, hubieron platillos hindús e italianos. Lo malo fue que a Rubén le cayó mal la comida. El domingo fuimos al museo de San Ildefonso a ver una exposición que era supuestamente de Dalí, Picasso y Miró, pero resultó que era una colección privada de la Caixa Galicia que costó cara la entrada para ver un Miró (muy bonito), un Dalí (interesante) y un Picasso que ni Picasso se acordaba que había pintado, de su primera etapa, eran dos estudios en lápiz y carbón. En fin, de ahí habían algunas cosas interesantes pero igual nos pareció que la exposición era muy pequeña y que la propaganda era engañosa. En el centro había muchísima gente y nos costó llegar a la ciudadela por otros recuerditos. De ahí fuimos a comer a casa de la abuela de Rubén, de regreso hicimos compras en Lacomer y acomodé algunas cosas de mi maleta. Y ya estoy contando los días para llegar a Lima.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Madonna: mucho ruido y pocas nueces


Aún tuvimos unos días más sin agua, venía y se iba el agua según se encendiera la bomba o no. Pero ya se colocó una pipa de agua para volver a llenar los tanques y volvimos a tener el agua dadora de vida, ¡qué horrible es vivir sin agua! El lunes tenía mi presentación en el Seminario de crítica cultural y género así que presenté un resumen sobre la poetas peruanas y mexicanas, de lo que he avanzado hasta ahora. Eso me permitió darme cuenta de algunas coordenadas de similitudes y diferencias que en las que no había reparado antes, por eso en realidad la presentación me fue de mucha utilidad, además de por los comentarios de las clases. Las chicas me felicitaron mucho, les gustó mucho, tenían un poco de miedo de acercarse a la poesía pero terminaron agradeciendo el empujoncito y sus comentarios y apreciaciones fueron muy certeras. Me sorprendió el gran efecto que produjo la lectura de las poetas en ellas, en lo personal y en lo teórico también, así que me sentí más que satisfecha. El martes vi a mi tía Martha en la tarde, nos fuimos al Andaluz, el restaurante de comida árabe que me gusta mucho. De ahí nos tomamos un tecito en un restaurante que está frente al zócalo así que tiene una vista panorámica muy chévere, ya lo ubiqué bien para llevar a quienes me vengan a visitar. Y de ahí la acompañé a hacer algunas compras por el centro. Así que loreamos y loreamos como locas. Y es que además para buena suerte mía, la clase de seminario del martes se pasó para el miércoles así que ese día pude trabajar en la mañana el boletín y encontrarme con mi tía en la tarde tranquila. El miércoles tuvimos clase con Rossana Cassigoli que estuvo excelente, es filósofa y antropóloga pero además de tener las ideas muy claras y de manejar un bagaje teórico impresionante, tiene buen humor y es cálida, cosa que siempre se agradece. En la noche fuimos con Rubén a ver La duquesa pero la película me decepcionó absolutamente. No se notaba la influencia que tuvo Georgina Spencer, sólo se presentan sus viscisitudes amorosas aunque sí se nota sufrimiento en la historia que subyace, aunque la actriz queda corta en el papel. El jueves fue el cumpleaños de la mamá de Rubén pero no pudimos saludarla ese día. Yo fui a una exposición sobre las guerrar yaquis en el PUEG y fue muy interesante, es terrible cómo estuvieron a punto de exterminar a este grupo de indios mexicanos. Nicole Guidotti que expuso el tema se notó que sabía mucho y era una apasionada, además de acuñar la idea de genocidio cultural que me pareció muy interesante, supongo que es en parte lo que ocurrió, al menos en Perú con la llegada de los españoles y lo que ha habido es una sobrevivencia. El viernes nos habían invitado a una presentación de un reciente libro del PUEG sobre un recorrido filosófico de la identidad femenina. El libro era interesante pero creo que nunca hubieron peores presentadores que los que se eligieron. Uno dijo que no sabía que hacía ahí, que no conocía a Hannah Arendt y que en el artículo que se le dedica, un artículo serio sobre la condición del ser humano como la reivindicación de la vida en relación con la postura del hombre como muerte, extrañó que no se hiciera referencia al amorío entre Arendt y Heidegger, del cual parecía sí tener conocimiento. El otro comentarista aunque empezó muy bien señalando algunos mitos griegos pertinentes al misterio de la sexualidad femenina, ensalsó a un autor que había dicho que todas las mujeres eran madres o putas, pero que eso tenía una posible interpretación positiva, en el sentido de que con puta se refería a esa oposición a la maternidad y a la sumisión, que con ella se enarbolaba a todas las mujeres independientes y que se ganan la vida por sí mismas, ergo: todas somos putas, ¿es halago o insulto? Por otro lado dijo que las prostitutas son las que más gozan del sexo, aunque mi posición sería contraria en la medida de que su cuerpo ni sus deseos les pertenecen en plenitud dado que deben responder a los deseos y fantasías masculinos, pero con ello se vuelve a la fantasía de que la mujer sólo es libre si es puta, curiosa manera de poner las cosas, ¿a favor de quién?, sin duda no de las mujeres. Sin llegar a la idealización de la vida de la prostituta ni a su completa victimización, hay un punto realista en la que no son completamente oprimidas pero tampoco son libres. Aproveché de comprar unos libros en el FCE y de ahí fuimos a Coyoacán pero como siguen arreglando el parque de los coyotes está todo muerto, así que estuvimos un ratito y regresamos a casa. El sábado tuvimos el cumpleaños del sobrino de Rubén y de ahí fuimos al concierto de Madonna, al principio parecía que no cantaba porque no se correspondía el audio con su gesticulación, pero quienes estuvieron delante dicen que sí cantaba. De todos modos eso me desconcertó. Su voz no era especialmente maravillosa y el sonido estaba un poco demasiado alto, pero el espectáculo sí es impresionante, tenía pantallas de alta resolución, muchos efectos en escena, baila como quinceañera e introduce una serie de elementos dinámicos en el show, pero no deja de ser profundamente norteamericana, con eso de que en la isla bonita están mezcladas muchas identidades no gringas, desdibujándose una identidad concreta otra. Además de que es mediática en el sentido de que el show aprovecha el escándalo para impresiona: se da un beso con una bailarina, muestra las nalgas, dice malas palabras y pone una foto de Obama. Con todo algunas canciones estuvieron muy chéveres, estuvo divertido y el foro sol estuvo relleno. El domingo nos fuimos al cumpleaños de Alonso, el otro sobrino de Rubén y de ahí a arreglar el auto que tenía un problema con la bateria. Para celebrar el cumpleaños de la mamá de Rubén fuimos a un buffette en La vid argentina, pero a mí no me pareció nada del otro mundo, el buffette de El Bolivariano me parece mil veces mejor. De hecho me dolió la barriguita luego de eso. En fin, esta semana que debería empezar tranquila está caótica, resultó que tengo que hacer mi ensayo final para el seminario de frontera y ciudadanía, además de mi artículo sobre Elena Garro y Luisa Valenzuela para el Congreso Internacional de Americanistas y todo se vence en estos días, por supuesto (aunque para este último falte aún más de seis meses). Así que eso más lo que tengo pendiente ha producido que otra vez ande corta de tiempo, así que a ver cómo me va, crucen sus deditos. Estoy feliz feliz de que estaré en Lima muy pronto. ¡¡Besos!!

lunes, 24 de noviembre de 2008

Taxco


El sábado nos fuimos a casa de los papás de Rubén a lavar y bañarnos porque empezaron a hacer mantenimiento a la red de agua potable de la zona y nos dejaron sin agua. En la noche vimos películas en casa. El domingo temprano salimos para irnos a Taxco, que es un pueblito cercano al DF donde venden plata y está empinado sobre y alrededor de cerros. Aunque salimos temprano, nos demoramos desayunando y ya tomamos carretera como a las 10:30 am porque además la casa de los papás de Rubén está en el extremo opuesto, entonces tuvimos que atravesar toda la ciudad para llegar a la salida hacia Taxco, que es la misma para Cuernavaca y Tepoztlán. Además ese día hace un frío insoportable pero ya en el camino empezó a hacer calorcito y en Taxco había un sol muy bonito. El lugar es muy pintoresco, Rubén decía que se parecía a Cuzco pero yo digo que no, la presencia incaica en Cuzco es inconfundible y este me pareció más español. Igual ahí va la foto para que se hagan una idea. Estuvimos ahí dando vueltas, la plata es bonita, muy estilizada pero cara y me sigue gustando mucho más la del Perú, así que casi no compré nada. Por otro lado antes tenían como un estilo más auténtico y ahora ya está todo muy moderno y hay muy poca plata al estilo de antes, porque mi mamá había traído cosas de aquí y no se parecían a las de ahora.Al regreso nos íbamos al pueblo de la mamá de Rubén que se llama Achichipico, es un pueblo donde cultivan tomates. Lo malo fue que el camino se hizo muy largo, hubo tráfico y llegamos hasta la noche casi a las 9pm. Ahí estaba el tío de Rubén y su familia y nos quedamos ahí. La casa es muy grande y tiene espacio para un gran huerto pero como no van regularmente no lo utilizan. Lo que sí al día siguiente cosechamos varias paltas porque tienen un árbol de palto, ojalá maduren bien.Al regreso pasamos por un pueblo donde había nacido Sor Juana Inés de la Cruz y quisimos entrar al museo pero como era lunes estaba cerrado, piña, me hubiera gustado mucho conocer. Llegamos a la casa de la abuela de Rubén a comer y de ahí ya nos fuimos a la casa.Toda la semana hubo problemas de agua y ya no hicimos el súper así que anduvimos comiendo lo que quedaba en la refri. El martes me encontré con Lucía que regresó de Francia. Empezó un seminario sobre derechos humanos al que asistí como parte de mi seminario de frontera y ciudadanía. Lo malo fue que se me cruzaba con el horario para recoger los certificados en SRE, así que me fui temprano y felizmente los pude recoger y ya luego ir a la embajada de Guatemala llevando los de Analú. El mío lo llevaré cuando acompañe a Rubén que va a ver su visa.También seguimos yendo a ver película de la muestra, vimos Las flores del cerezo que es una película bellísima, de ahí vi Una mujer para dos hombres de Chabrol que me enojó mucho, espero hacer un análisis de la misma, y una noruega Reprise: volver a vivir, que me encantó, es sobre un par de jóvenes que quieren ser escritores, además usa mucho el forward como parte de su lenguaje cinematográfico que es algo que pocas películas hacen y me gustó mucho, estuvo divertida pero también profunda en muchos aspectos. El viernes además Rubén y yo cumplimos dos años y cinco meses así que de ahí nos fuimos a Coyoacán a un barecito, pero hacía tanto frío que sólo estuvimos un ratito, había música andina de un grupo boliviano. Antes pasamos por Gandhi a ver agendas, discos y libros. El sábado íbamos a ir a Xochimilco pero al final Nina no iba a estar porque había fallecido la suegra de su cuñado y tuvo que ir al velorio, así que nos fuimos con los papás de Rubén a comer pero tuvimos que regresar al DF porque mi tía Martha estaba de regreso de Cancún antes de volver a Oaxaca. Así que aprovechamos de bañarnos en su casa, conversamos un buen rato y nos fuimos a una fiesta en casa de una amiga de Rosana con Gaby. Estuvimos un rato y nos salimos. El domingo teníamos misa a las 8am, del abuelo de Rubén, hacía un frío del c…. El desayuno estuvo rico, de ahí estuvimos en la Plaza las Américas comprando ropa para Mario y almorzamos con la abuela de Rubén. De regreso en casa hicimos las compras y nos pusimos a hacer las reservaciones para Cuzco, ya quedó resuelto que no iremos a la selva este año porque los papás de Rubén no pueden afrontar los dos viajes este año así que los acompañaremos para Cuzco.

lunes, 17 de noviembre de 2008

Días de cine


El sábado Rubén preparó molletes de desayuno, yo armé un rompecabezas de 500 piezas que compramos sobre un cuadro de Remedios Varo (Mujer saliendo del psicoanalista) y avancé algunos pendientes de trabajo, además de hacer limpieza. En la tarde almorzamos en el restaurante sonorense que tenemos cerca y de ahí fuimos a la cineteca, vimos Cada quien su cine, que era una película de la muestra que consiste en cortos de tres minutos sobre la experiencia del cine, lo hacen varios y muchos directores famosos. Había algunos cortos muy buenos, otros no tanto y otros muy malos y era un poco agotador. El domingo nos levantamos muy temprano para hacer las compras, Rubén preparó sushi y vinieron sus papás a comer con nosotros. Estuvo todo muy rico aunque se demoró más de lo que pensaba en prepararlo. El lunes era el Congreso Anual Graciela Hierro que organiza el PUEG, empezó con una conferencia magistral sobre la transversalización del género en la Universidad de Barcelona, la doctora que expuso, María Jesús Izquierdo, era muy capa y la verdad me gustó mucho su acercamiento y la experiencia que relató. De ahí vinieron temás relativos a educación básicamente así que sólo me quedé un rato. Regresé a casa a almorzar y seguir con los pendientes. En la noche fuimos a ver la película En la orilla del cielo, una turca que me pareció buena aunque la historia es bastante triste, pero muy bien llevada. El martes esperaba empezar con los trámites del título pero me faltaban algunos documentos así que lo dejé para el día siguiente. Ese día se canceló mi clase del seminario así que me quedé en casa trabajando, en la tarde fui a la acupuntura y en la noche pasé por casa de Oli para que me prestara su máquina de escribir y llenar unos formularios. Como se nos hizo tarde para el cine vimos Kunfú Panda en la compu. El miércoles fui temprano a la SEP y a Gobernación y pude dejar los papeles. En la tarde tuve mi última clase en el ITAM, vimos La boca del lobo, la exposición y la discusión estuvo muy interesante. En la noche me vi con Gaby en el sushi y nos tomamos unas cervezas para que me cuente cómo le fue en Ciudad Juárez a donde fue a participar en un coloquio. El jueves recogí los papeles de gobernación pero ya no pude dejarlos en SRE. En la noche fuimos con Rubén a ver La familia tortuga, una película mexicana de estreno que me gustó mucho, me pareció muy buena. Y bueno, el viernes fui a dejar los documentos en SRE aunque me los entregan hasta el martes porque el lunes hay puente por el día de la Revolución Mexicana. En la noche pasamos por el FCE buscando algunos libros que necesitaba y de ahí nos fuimos a la cineteca, vimos una película que se llama La soledad, española, me gustó, plantea varias propuestas nuevas, al menos para mí, dividir la pantalla y mostrar dos cosas diferentes, hacer elipses que pretender dar una visión nueva de lo que se muestra, ahí donde otros muestran ellos no, nos pasan lo cotidiano y lo común, lo de todos los días.

viernes, 7 de noviembre de 2008

¡Ya tengo internet!


El martes tuve mi seminario de Frontera y ciudadanía con Marisa, era la última clase, como no había podido entrar a internet en la mañana hubo conexión (la pirata) y me metí un rato y resultó que habían mandado un nuevo texto que ya no alcancé a leer completo y justo pensé que seguro ese será el más importante para la clase y así fue, eso me desanimó un poco. En fin, igual estuvo interesante y me ha dado muchos ánimos para mi trabajo final, Marisa es muy entusiasta y uno sale de sus clases con mucho ánimo, también es muy exigente. En la tarde estuve trabajando en casa y en la noche fuimos al cine a ver una película de un ciclo de cine budista que estaban pasando en la cineteca, se llamaba Cup, trataba de un monsterio budista en India en la época de un campeonato mundial de fútbol y la problemática de mantener a los monjes concentrados en lo espiritual mientras ocurrían los acontecimientos deportivos, estuvo muy buena. Lo malo fue que en la nochecita empecé a sentir un dolor en el hombro izquierdo, digamos más claramente en el homóplato. Rubén se encontró antes de llegar con su hermano que le llevó el módem pero no pudimos conectarnos. El miércoles estuve en casa trabajando en la mañana y terminando de preparar mi clase sobre Perú y la violencia política para el ITAM. Seguía sin internet porque llamé y dijeron que el servicio lo colocaban en un plazo de 72 horas, así que sólo quedaba esperar, que hasta que las luces del módem no se estabilicen no tenía servicio. Pero bueno, tenía bastante material que había recopilado antes para mi clase así que me fui tranquila, creo que la clase transcurrió muy bien, fue la que más me gustó. Al regreso me fui directo a la cineteca y vimos otra película del cine budista que se llamaba Himalaya, también estuvo muy buena, sobre una población que vive ahí y la disputa por el liderazgo entre los jóvenes y los viejos. Pero para entonces mi hombro me dolía todavía más, a pesar de las compresas de agua tibia y la cremita que me habían mandado el domingo. Lo bueno fue que en la noche al llegar ya se habían estabilizado las luces y teníamos internet. El jueves empecé la traducción del boletín (odio hacer la traducción) y vino mi amiga Rubí a almorzar, preparé pimientos rellenos. Estuvimos aquí conversando muy bien y para cuando se fue ya me dolía más el hombro, al llegar Rubén pensamos ir al cine, pero antes pasamos por Plaza Universidad a ver una tienda de juguetes porque queremos poner poster de pinturas pero de esos que los hacen rompecabezas y uno debe primero armarlos. La tienda ya no existe, pero además yo me empecé a sentir peor y me dolía mucho y tuvimos que regresarnos. El dolor era demasiado fuerte, así que decidí tomar la pastilla que me habían recetado en caso me doliera, al tomarla me sentí mucho mejor, hablé con mi mamá y me dijo que era una contractura muscular y que si me seguía doliendo que me ponga una inyección porque el dolor era insoportable y sí, no podía ni respirar del dolor, casi me muero. Pero felizmente con las pastillas ya se controló, igual hice cita con el acupunturista pero no me podían recibir hasta el martes así que mientras así ando a punta de pastilla, pero ya estoy mucho mejor. Hoy viernes en la mañana fui al Colmex a una conferencia sobre el cuerpo que dictó David Le Breton, estuvo muy bien, me gustó mucho y de ahí siguieron otras presentaciones, una sobre un caso de anorexia masculina que presentó Karin Tinat, la actual directora de la maestría de género del PIEM, estuvo excelente. Regresé a casa a almorzar y de ahí salimos al cine a ver Lake Tahoe, del mismo director de Temporada de patos, la peli me gustó mucho. Y pues siguen todavía varias películas más de la muestra anual que hace la cineteca aunque esta era un estreno más bien. Va foto del día de muertos en Oaxaca.

martes, 4 de noviembre de 2008

Muertos y vivos


El jueves estuve en casa todo el día, vino mi amiga Mara a almorzar, comimos pastel de papa y berenjenas al horno. En la mañana iba a ir con Analú a hacer las legalizaciones de los títulos pero no le entregaron el suyo hasta la noche, así que no pudimos adelantar eso. Yo más bien pude armar mi altar de muerto dedicado a Simone de Beauvoir (va foto adjunta). El viernes en la mañana vino Analú a dejarme sus papeles para que yo le hiciera los trámites, tomamos desayuno y de ahí la acompañé a tomar el taxi. Me fui a la UNAM porque había reunión mensual en el PUEG, donde informan de las actividades del mes, hubo tamales por el día de muertos. En la tarde que llegó Rubén almorzamos tinga de cetas, quedó muy rico pero se hicieron poquitas las cetas. Y de ahí fuimos a CU a ver los altares, habían muchos y muy bonitos, inmensos, me gustó sobre todo uno que eran las trajineras de Xochimilco pero con calaveritas. El tema era Octavio Paz y el 68, por lo que se mezclaban las olimpiadas con la matanza de Tlatelolco. Pero sólo estuvimos como una hora y media porque nos moríamos de frío, hacía mucho pero mucho viento. De regreso el metro estaba relleno. Empezamos a ver una película mexicana que se llama Morirse está en ebreo pero Rubén se durmió, a mí me pareció que era una copia de una alemana que yo había visto. El sábado nos fuimos temprano a casa de los papás de Rubén a lavar, desayunamos huevitos a la mexicana. Estuvimos ahí todo el día y felizmente hizo buen sol. En la noche fuimos a Coyoacán, pero en la casa del “Indio” Fernández no hubo nada, así que paseamos por ahí y estuvo bonito, había muchísima gente, muchos disfrazados muy creativamente y otros de terror. Quisimos tomar un café pero estaba todo lleno, así que luego de un rato nos regresamos. El domingo Rubén iba a preparar sushi, salimos después de desayunar sopes para ir a comprar, pero ni bien salimos de casa de los papás de Rubén nos chocaron. El de adelante frenó intempestivamente, el papá de Rubén logró frenar y mantener su distancia pero el de atrás nos pegó y nos empujó hacia el de adelante. Así que con eso ya todo el domingo nos pasamos esperando a los seguros, luego en el médico porque nos hicieron una revisión de rutina, sobre todo a mí y al papá de Rubén. A mí no me duele pero dijeron que debía usar collarín y unas cremitas por el golpe, al papá de Rubén idem. Por el susto nos fuimos a almorzar al 10 y de ahí Rubén y yo pasamos por casa de Gaby porque están sus papás en el DF, hace 35 años que no venían, están cumpliendo 35 años de casados y se van a ir a Cancún. Habían preparado hotdogs (dogos) sonorences pero con la empanzada que nos dimos en el 10 no comimos nada y más bien nos fuimos rápido porque Gaby había hecho caminar a sus papás de Chapultepec hasta el Zócalo, así que los pobres estaban cansados y debían levantarse a las 5 para tomar el avión a Cancún. Así que nos fuimos a acostar temprano, dejando las compras de la semana para el día siguiente y también la instalación de internet. Y es que al final el viernes vinieron a instalarlo, dejaron una nota de que habían pasado, pero como yo no los esperaba no estuve. Finalmente el lunes dejé de ir a mi clase para poder esperar al señor del internet, después de llamadas van y llamadas vienen llegó e instaló la línea telefónica pero dijo que el módem nos lo debían haber dado en la oficina de contratación, ergo, tenemos teléfono pero no internet, bububu. Bueno, al menos ahora es sólo cuestión de pedir el módem e instalarlo nosotros mismos, espero que pueda ser esta misma semana. Así que así están las cosas, vamos avanzando, poquito a poquito.

jueves, 30 de octubre de 2008

Dos semanas al hilo


Han pasado dos intensas semanas de las que no les he contado nada aún, así que ahorita me di un tiempito para ponerlos al corriente. Bueno, el sábado 18 Rubén se fue a un festival de música, habían varios grupos que quería oír y yo me fui a casa de Gaby a ver películas y conversar. Vimos la película que hizo Scorsese sobre Bob Dylan, No direction home, larguísima, realmente Scorsese tiene un problema porque no puede hacer películas de menos de cuatro horas. Pero bueno, estuvo interesante porque yo no sabía nada de la vida de Bob Dylan y además poquito antes vimos una película sobre él también que se llama I’m not here, en la que muchos personajes se presentan como Bob Dylan. No la entendimos mucho en su momento pero con la de Scorsese muchas cosas me quedaron más claras. El domingo invitamos a los papás de Rubén a desayunar y de ahí nos fuimos a Tepito a comprar toallas para el lunes ir al spinning. Luego almorzamos en casa de la abuela de Rubén y conocimos al bebito del primo de Rubén, Hugo, que ya está mucho mejor. El lunes fuimos a la clase de spinning pero resultó malísima, la profesora te hacía subir y bajar sin ton ni son, no medía el tiempo, no hacía una ruta, no hacía calentamiento. Lo único que me gustó fueron los ejercicios de enfriamiento. Así que salimos decepcionados y además Rubén con un dolor de piernas que sintió con efecto retardado a los dos días. El martes fui un ratito a ver a mi amiga Mara que llegó de Italia y no había tenido oportunida de saludarla a pesar de que vive a dos calles de mi casa. Y de ahí me fui al Instituto Mora porque daban un documentos sobre 13 pueblos que lucha por el aire, el agua y la tierra. El documental me dio mucha cólera, cómo los pobres siempre tienen que lugar por derechos elementales que les quitan para darles beneficios a los ricos. En fin, igual fue muy interesante porque pude saber de las luchas de estos pueblos que están camino a Acapulco, en Morelos, por el derecho a vivir en un entorno saludable. Como fui caminando me di cuenta que estaba muy cerca del Instituto Mora que tiene una biblioteca muy bonita y un jardín precioso, además de estar cerca del Parque hundido y de otro parque en el que podemos ir a caminar, así que como no iríamos al spinning me pareció una buena opción. Al regresar pasé por varias librerías que están en el camino y también ubiqué algunos cafecitos y lugares bonitos. El miércoles di mi primera clase en el ITAM, el tema era diversidad sexual, específicamente transexualidad. La primera hora y media estuvo bien, una alumna expuso sobre algunas entrevistas a trans, Joán y Andrés, que están en la página de ILGA. Y la discusión se desarrollo de manera interesante, la mayoría desconocía mucho sobre el tema. Pero ya la segunda parte, un alumno que debía exponer un libro no lo hizo y entonces tuvimos que cambiar la dinámica, expuse algunos planteamientos teóricos, vinculándolo con el género, pero no estuvieron tran prestos al diálogo en ese momento, así que acabé la clase un poco antes. El jueves fue mi ponencia en el Coloquio por los 25 años del PIEM, hablé sobre la relación entre mujeres, escritura y poder, usando el ejemplo de María Emilia Cornejo y lo ocurrido con el cuestionamiento de su autoría hace pocos meses. El evento estuvo muy interesante, las mesas estuvieron muy buenas. Ahí me encontré con Analú, Martha, Lilia, Alejandra y Citlalin que eran compañeras mías de la maestría. Nos invitaron a comer en el comedor de profesores, pero la comida no estuvo tan buena como la vez anterior. Y en la noche me regresé con Gaby, que también participó en el coloquio, nos fuimos a comer pizza a la leña a la espalda de mi casa pero resolviimos que no era tan buena y estaba muy cara, que era mucho mejor la del 10. Luego la acompañamos de regreso y recogimos unos cojnes para poner en el depa en lo que conseguimos una sala. El viernes era cumpleaños de Katya pero nos había invitado a salir al día siguiente, sólo que el papá de Rubén quería llevarnos a pasear por unos pueblitos cercanos para de ahí llegar a Toluca donde el domingo había una parrillada por el cumpleaños de los primos de Rubén. Sólo que al último minuto se desanimó porque tiene hace tiempo un lunar que no se ha revisado y muchas personas le dijeron que había crecido así que decidió mejor ir a ver a un médico para estar más tranquilo. Así que el viernes estuve en el coloquio otra vez, escuché a Oli que también participó, anduvimos en el cóctel un rato y de ahí fui a almorzar con Rubén en casa. En la noche había quedado con mis amigas de la maestría reunirnos y Rubén había invitado a un amigo suyo a conocer el depa. Así que yo me fui a Coyoacán y de ahí terminamos en casa de una de las estudiantes de la primera generación del diploma del PIEM (de hace 25 años), con un grupo de mujeres muy alegres, muy interesantes con las que estuvimos conversando y la reina de la fiesta fue nuestra profesora de metodología Mercedes Blanco que nos puso al día en varios intríngulis sobre el colegio. Ahí estuvimos como hasta la 1 de la mañana, así que me dormí como a las 2am. Rubén siguió todavía de largo con su amigo Alejandro. Al día siguiente nos levantamos temprano para ir a casa de los papás de Rubén pero nos recogieron a mitad de camino y fuimos a ver unos muebles, vimos unos muy bonitos, pero no estaba el encargado así que en la semana había que preguntar precios y negociar. Estuvimos durmiendo buena parte del día porque teníamos muy poca ropa para lavar y decidimos dejarla para el siguiente fin de semana. En la noche nos vimos con Katya en la condesa, en un bar que se llama Pata Negra que a mí no me gustó, muy pequeño, estuvimos incómodos mucho tiempo sin sentarnos o sentarnos de manera arrumada, la música era muy fuerte y no podías conversar y además era muy caro. Nos fuimos temprano y caímos muertos de sueño. Al día siguiente salimos a Toluca, desayunamos en La Marquesa, quesadillas de huitlacoche, flor de calabaza y sopes de requesón, además de atole. En casa de Gaby todo estuvo bien, yo comí queso fundido y papitas con queso. Fueron los mellizos que ya están grandotes y han cambiado mucho. El lunes y martes estuve como loca entre leer para mis clases y además ver las cosas del trabajo porque Belissa estaba por irse de viaje. El martes quedé almorzar con Analúl, comimos aquí en el depa pastel de papa. De ahí nos fuimos a la cineteca a tomar un cafecito y ver una película, vimos Tideland, que estuvo muy pero muy rara. Fue bueno ver a Analú y saber cómo le había ido en este tiempo y enterarme que se va a España, a Madrid, a seguir su doctorado. El miércoles nos vimos temprano porque ella tiene que hacer su trámite para legalizar su título, pero el asunto es que aún no se lo dan, se lo habían prometido para ese día pero no, por eso yo fui para de ahí irnos a empezar con el trámite y no se pudo. Así que nos fuimos a comprar lo que necesitaba para la ofrenda de muertos en el mercado de Mixcoac, de ahí comimos sushi porque no le gustan las setas que yo iba a cocinar y quedamos vernos el día siguiente nuevamente para el trámite. Yo luego me fui a mi clase en el ITAM, vimos el lugar sin límites y luego lo comentamos y discutimos así como el cuento “Besacalles” de Caicedo. Creo que esta clase estuvo mejor que la anterior, la próxima es sobre la violencia política en Perú. Y en la noche Rubén y yo vimos la película de los hermanos Cohen, Quémese después de leerse, estuvo muy simpática. El lunes también vimos una en DVD, Caramelo, una libanesa que también me gustó. Internet tiene un apartado especial. Resultó que habían quedado ir el miércoles que pasó pero cuando les consultamos dijeron que no podían ese día sino el jueves, el mismo día de mi ponencia así que Rubén les dijo que no fueran. Igual ellos llamaron ese día y él les dijo que no había nadie quien los atienda. Así que resolvimos ya no llamarlos más y dar por concluido ese servicio. Este lunes contratamos telmex, ya tenemos número telefónico aunque no línea y aunque en un principio dijeron que se demoraban 5 días en instalar el servicio, resultaron ser 15, ¡nooooooooooo! En fin, así son los servicios en este país: pésimos. Pero espero que esta vez a más tardar a mediados de mes ya tengamos internet, por favor, redoblen velitas y rezos.

viernes, 17 de octubre de 2008

Visitas


Esta semana se rompió el hechizo y recibimos muchas visitas. Vino Gaby, vinieron Cynthia y Alonso, vino mi tía Martha, que además trajo regalitos para la casa, muy linda ella. Aparte el martes fui a ver una obra de teatro basada libremente en Una muerte muy dulce de Simone de Beauvoir. Trata básicamente de la muerte de la madre de Simone, que según me enteré en la representación fue muy dura y dolorosa e hizo plantearse a Simone muchas cosas. Todavía no llego a la lectura de ese libro en mi recorrido por la obra de Simone, pero pues ya llegará, se nota que es fuerte, en todo caso. Lo malo es que la obra tenía algunos problemitas de sonido y además dejaron entrar a personas cuando ya había empezado y eso siempre distrae. De ahí la semana transcurrió más bien tranquila, avanzando trabajos y pendientes. El miércoles acompañé a Lucía al ITAM donde la reemplazaré en sus clases. Resultó ser una universidad súper pituca, muy pero muy moderna. En los salones los asientos son como de sala de cine, están hipertecnologizados y la gente también se nota que tiene dinero. Ese día tenían que hacer presentaciones los alumnos y la mayoría son extranjeros, hay una filipina, un español, una brasilera, un colombiano, como tres alumnos y alumnas que vienen de Francia y me dijeron que también hay un chico africano aunque ese día no fue. Las exposiciones estuvieron bien y se nota que les gusta debatir, el tema no era para menos porque era sobre la guerra y cada cual tiene ideas muy diferentes, hay un chico que hizo su servicio militar y lo mandaron a la guerra, así que pues tiene qué decir. En fin, a ver cómo me va la otra semana con el grupo, pero Lucía dice que de todo el tiempo que enseña en el ITAM este es el mejor grupo que ha tenido. Veremos el tema de transexualidad y luego la violencia interna en Perú porque el curso es literatura y violencia, así que veremos películas y leeremos algunos textos.Además ahora voy a estar trabajando más de cerca mi investigación con Lucía porque la asesora que me designaron nunca me contestó ni me dio cita para vernos, así que será una formalidad su asesoramiento y en la realidad será Lucía con quien trabaje, lo cual está bien porque ya hemos trabajado juntas para mi tesis y creo que lo hacemos bien. Pensé que andaba muy atrasada con mi cronograma de trabajo pero ahora que lo revisamos ando bastante a tiempo, depende de cuánto avance en estos días y el poder dialogar con Lucía de lo que pienso hacer me ha dado nuevas energías.Por otro lado pues la casa ya está más organizada, este fin de semana espero que adelantemos en algunas cosas más pendientes de comprar, arreglar y limpiar (sobre todo esto último). Me he leído en estos días el sexto libro de la saga del Capitán Alatriste, Corsarios de levante, que estuvo bien para relajarme un poco. Intenté ir al cine en la semana pero fue imposible, no hay nada bueno en cartelera, lo poco bueno que hay ya lo vimos y los horarios de la cineteca a veces no nos vienen bien.Va una foto de la cocina, sacamos la puerta para que pueda entrar el mueblecito que ven en primer plano y así tener más espacio para poner cosas y cortar y demás.La otra semana sí será agitada, es el coloquio en el PIEM, además de mi clase en el ITAM, del trabajo de los boletines y del avance de mi investigación y espero que finalmente me pongan internet. ¡¡¡Prendan velitas por favor!!!

martes, 14 de octubre de 2008

Con sillas pero sin cable


La semana transcurrió conectándome y desconectándome de internet porque sigo sin cable. Iban a venir el lunes pasado, iban a venir este lunes pero no vendrán hasta la semana siguiente, según esto, así que estamos pensando seriamente anular el contrato y contratar un nuevo servicio porque ya es demasiado tiempo sin internet confiable. Esta fue la semana en que tengo que traducir el boletín así que eso estuve haciendo y preparando el otro boletín de diversidad sexual, básicamente. Ahora que ya nos organizamos además cociné para ahorrar dinero y comer mejor, así que preparé papa rellena, caucau, saltado de habas, sopita de espinaca, pescadito, todo sin carne por supuesto. Pero me di cuenta que me faltan todavía muchas cosas en la cocina para hacer mi vida más sencilla (sólo tengo una olla y tengo que preparar una cosa, luego guardarla y lavar para preparar la otra). Fuimos a ver una película tonta el miércoles, Tormenta de pasión, que me enojó porque hacen un drama donde pudo haber una feliz y conmovedora relación entre una mujer y un hombre adultos. El sábado fuimos a lavar a casa de los papás de Rubén y también anduvimos viendo muebles, al final compramos un comedor muy bonito que nos salió barato, para no tener que comer sentados en las graditas de la casa (va foto). Y vimos una comedia también tonta, El novio de mamá, o algo así con Meg Ryan y Antonio Banderas, que estuvo simpática. Y es que hay oferta en el cinépolis y por eso andamos yendo de más, pero esta semana sí iremos a ver una película cubana que está en la cineteca y quiero ver hace días. Otra cosa buena es que nos topamos con una suerte de gym que está muy cerca de casa y hasta tiene piscina, pero la natación está muy cara así que creo poder empezar con spinning. Te dan una clase gratis para que pruebes y pienso tomarla, ojalá sea bueno el profe o la profa. El domingo iba a ser el desayuno babyshower pero el bebito nació con pocas defensas y está en el hospital, así que apenas pudimos entregar los regalos y ya. Pero hemos descubierto que la casa tiene malilla porque hasta ahora no hemos recibido visitas, siempre que alguien quiere ir no estamos y cuando estamos por una razón u otra no llegan los invitados(as). A ver si esta semana se rompe el hechizo, pero por un lado mejor porque hemos podido arreglar más el depa.

lunes, 6 de octubre de 2008

¡Agua caliente!


Finalmente arreglaron el gas, en realidad no era una fuga sino que como el balón alimenta tanto a la therma (aquí llamado boiler) como a la cocina y no estaba conectada la cocina se iba el gas, así que hoy ya conectaron la cocina. Además colocaron unos vidrios que estaban rotos, arreglaron la fuga de agua en el baño (que era cuestión de ponerle un tapón a la conexión de agua que habían hecho para la lavadora los anteriores inquilinos), así como un tomacorrientes y una conexión de luz. También vino el señor de la basura pero como nos quiere cobrar muy caro (20 pesos semanales), sí aquí el señor de la basura te cobra para recogerte la basura, entonces sólo esta semana que con la mudanza hemos sacado muchos desperdicios le pagaré pero ya luego no, yo misma sacaré la basura aunque no he visto ningún lugar cerca donde hacerlo ni sé el horario del camión todavía. Y bueno, quedan pendientes algunas compras para que la casa termine de estar habitable, así como una limpieza general, pero nos hace falta aspiradora (hay tapete en las habitaciones), mientras le pediré prestada la suya a Oli. El viernes fue la despedida de Tere que ya se regresa a Guadalajara pero antes fuimos a la cineteca (ahora podemos ir caminando, hacemos veinte minutos), vimos una película francesa que se llama Lo que ven mis ojos y a mí me gustó mucho (a Rubén no tanto). Es sobre una chica que hace una investigación sobre un pintor y cree que hay un misterio oculto en sus cuadros, el pintor es Watteau. Donde Tere nos quedamos hasta algo más de media noche, conversamos un buen rato y estuvo bien. El sábado nos fuimos tempranito a casa de los papás de Rubén para lavar pero su mamá había lavado nuestra ropa en casa de la abuela porque había problemas de agua en su casa, así que aunque no estábamos de acuerdo pues nos permitió descansar ese día y yo acabar mis lecturas de la semana. Luego salimos a comprar un regalo para el bebé de un primo de Rubén que nacerá pronto. Y nos quedamos en el cine viendo Bajo Juárez, un documental sobre los asesinatos en Ciudad Juárez: duro como siempre, pero muy bueno, identifica claramente a los culpables como personas de mucho dinero, incluso cercanas al expresidente Fox, pues se filmó cuando él todavía era presidente. Había una procuradora igualita a la Nélida Colán y que decía igual número de barbaridades, salí muy indignada, pero me gustó mucho que hubiera gente en la sala y lo pasaran por un cine comercial. Así se familiariza la gente con los feminicios, pero para quienes tienen duda es el asesinato de mujeres por ser mujeres. Es decir si por un accidente de tránsito una mujer muere eso no es un feminicidio, pero si una mujer es secuestrada, violada, torturada y luego tirada en un barranco, sin ningún móvil para que el de un ejercicio cruel y sádico de su persona, como sucede en Ciudad Juárez hace más de diez años y en otras partes del mundo también con igual o menor frecuencia, eso sí es un feminicidio. El domingo hicimos algunas compras en Tepito (equivalente de polvos azules) para la casa y luego pasamos a una tienda en el centro que se llama Anfora, pero había muchas cosas caras así que compramos lo básico y esperamos que en el openhouse nos regalen otras. Y ya con más calma nos iremos haciendo de cosas más duraderas como una vajilla de talavera por ejemplo (que es una cerámica azul de Puebla, muy bonita). Luego comimos en casa de la abuela de Rubén, a mí me hicieron pescado y el resto comió pollo con mole verde. Y nos quedamos viendo una película Bajo la misma luna, sobre una mexicana emigrante en México y su hijito, para un domingo estuvo bien. Los papás de Rubén nos trajeron por el cargamento de cosas que traíamos y de ahí nos fuimos al súper, lo bueno es que está La Comercial Mexicana (lacomer) muy cerca de casa, no la habíamos visto y nos gusta mucho más que el Chedraui y el Walmart que son un horror (no más que el mercado pero aún no lo encontramos y ahí no podemos ir a las 8:30pm como hicimos ayer). En fin, así iniciamos una nueva semana mejor instalados y ya con pocos pendiente para que la casa esté bonita, pero yo sí con mucho trabajo como mi asesora de investigación regresaba de Alemania esté mes y ya debo reunirme con ella. Ahí va una primera foto del depa.

lunes, 29 de septiembre de 2008

La mudanza


El jueves vi a mi tía Martha que ya está casi completamente recuperada y estuvimos conversando hasta tarde. De ahí fui a la cineteca con Rubén a ver una película mexicana que no me gustó, Ópera se llamaba, había la opción de ver una francesa pero como llegué tarde Rubén optó por la mexicana, que resultó mucho más lenta, pero sobre todo sin una trama comprensible. Lo único bueno eran unas tomas de unos paisajes muy bonitos y una playa fabulosa que no supimos dónde era. Y el viernes finalmente firmamos contrato y nos dieron las llaves. Con las mismas nos fuimos a comprar una serie de cosas que faltaban y de ahí a casa de los papás de Rubén a lavar. Lo malo es que hay problemas de agua y no pudimos lavar todo lo que necesitamos. El sábado recorrimos varios lugares buscando refri y cocina de segunda pero al final la mejor oferta estuvo en Wal Mart. El domingo un primo de Rubén le iba a prestar su camioneta y al final no pudo, así que tuvimos que hacer dos viajes en el carro de los papás de Rubén y al final en una camioneta llevamos lo más pesado y grande que era el colchón, como sobresalía, tuvimos que ir agarrando una correa para evitar que se abra la puerta, tirados en el espacio que dejó el colchón al entrar, fue muy gracioso ver desde esa perspectiva (al ras del suelo) la ciudad. Pero ya el lunes empieza uno a descubrir los problemas de todo hogar. Hay una fuga de gas, así que aunque esta vez sí tenemos gas no podemos usarlo. ¡¡Nos persigue el agua fría!! Hay una fuga de agua en el baño. No hay donde tirar la basura. No funciona una chapa. No tenemos refri, ni cocina (básicos). Así que bueno, esta semana tenemos que empezar a resolver todos esos pequeños problemas. Tampoco tenemos internet, estamos trasladando la conexión que teníamos. Felizmente alguien tiene su señal abierta y de ella me puedo colgar en lo que me instalan aquí internet, así que esperemos que así siga. Cuando ya esté todo más o menos arreglado pondré fotos. Por ahora seguimos en proceso de instalación pero espero que esta semana se complete, con decir que ni hemos podido celebrar la mudanza. De todos modos me gusta este lugar y pronto además arreglarán la fachada y se verá mucho más bonito. Lo malo es que no hay lugar para hacer ejercicio cerca, al menos que yo haya visto, así que eso ya veremos.

jueves, 25 de septiembre de 2008

De vuelta al colegio con Simone

Vimos un depa de dos habitaciones bonito, con el detalles de unos escalones que lo hacían ver simpático. Lo que no me gustó es que era un poco oscuro y además no tenía estufa. Todo el viernes nos la pasamos caminando anotando teléfonos. El sábado visitamos algunos de los que nos contestaron y que estaban en nuestro presupuesto, la mayoría había que llamar el lunes porque eran agencias. Y vimos uno muy bonito, de una sola habitación pero como estilo dúplex, entonces subías unas escaleras y arriba estaba el cuarto (pequeño) con baño (tenía tina) y para abajo ibas a la sala. De un lado estaba la cocina, con estufa, con ese ladrillo linda vista y con un balconcito. Me gustó mucho a pesar de que era más pequeño y alfombrado, tenía mucha luz, la cocina amplia y equipada y el baño muy bonito. Y ya estábamos animados y sólo era cosa de dejar los papeles el lunes y que nos permitieran sólo dejar un depósito y no dos. El lunes nos llama la señora para decirnos que ya no lo rentaba que un familiar se iba a quedar ahí. ¡¡NO!! Felizmente aún no habíamos dicho que no al de las escalinatas y el martes dejé los documentos para ese. Y es que teníamos trabajo atrasado y como ya era seguro lo del depa (pensamos) lo que quedó del sábado y el domingo nos pusimos al día. En principio el viernes firmamos contrato para ese depa y el domingo nos mudamos, pero igual mantengan dedos cruzados por si acaso.El martes fui al Coloquio de Simone de Beauvoir, estuvo muy interesante, lo disfruté mucho y a pesar de que tenía dudas sobre cómo me sentiría nuevamente en El Colegio, me sentí muy a gusto, en un lugar ya familiar. Todas las ponencias estaban muy interesantes (algunas más que otras) pero me di cuenta de que la mayoría decía la importancia que tuvo leer a Simone y cómo eso influyó en su vida y me di cuenta que en mi caso era al revés yo había sido influida en mi vida por Simone antes de leerla, especialmente por mi entorno familiar inmediato. Para reafirmar que el mundo es un pañuelo fui a comer unas quesadillas al lado del Colmex con una chica de mi seminario de los martes que estaba ahí y resultó que conocía a amigas mías de la UAM-X, como Mayra y Sarah. El miércoles me tocó a mí dar mi ponencia, estaba muy nerviosa pero todo salió bien, mucha gente me felicitó y además Lucía me dijo que la ampliara para la publicación. Eso es lo bueno y lo malo porque yo ya quería acabar con ese tema pero no puedo decir que no a esa oportunidad. Sí, son una insegura y a pesar de eso les pareció interesante mi aproximación a Simone, aunque yo sé que debo y puedo seguir leyendo y sabiendo más de su vida y lo haré. Mi ponencia tenía dos preguntas, una si hay una oposición entre feminismo y maternidad que desde la concepción de Simone sí la hay. Y por otro lado qué juega el rol principal en la configuración de sí misma como mujer y es Sartre. Sartre es el núcleo inmutable e incuestionable que organiza su vida, como ese centro que menciona Derrida está dentro (ordena) pero fuera de toda estructura (no se somete al orden que crea, no se le aplican leyes ni postulados). Y creo que en parte la razón de que ella abriera a lo público su intimidad y poder ver las grietas personales de ese discurso teórico de liberación es una suerte de posta hacia el futuro para que podamos superar en la práctica lo que ella nos enseñó en la teoría. Porque ese es sin duda un reto todavía más osado. Otra ponencia que me gustó mucho, semejante a mi planteamiento sobre Frida, es revalorar otras filósofas que contribuyeron en la liberación femenina y que fueron contemporáneas de Simone, ella no era una excepción, era una mujer en un contexto de otras mujeres también destacadas. Y finalmente una ponencia que analiza la imagen pública de Simone en las fotos y hace un símil entre el cabello siempre ordenado de Simone y la intelectualidad, hay que crear una imagen de intelectual y esa no puede ser la de la sensualidad porque en el imaginario masculino ambas cosas se oponen. Así que aunque existe esa foto de Simone desnuda, la podremos ver desnuda pero nunca despeinada (su cabeza, su razón siempre está en orden). En fin, hay otras lecturas que seguro se me escapan pero felizmente saldrá un libro al respecto y con mi participación. Debo aprender a estar orgullosa de mí misma y es que estaba yo arrepentidísima de participar y me sentía en desventaja pero tengo que tener más confianza en lo que puedo aportar. Además me regalaron un bolso del Colmex muy bonito, un lapicero y pues el certificado que aquí donde el papel manda, es también importante. Encima comí en el comedor de profesores (súper fashion), pude compartir con otras mujeres muy interesantes y me reencontré con un lugar que ha sido muy importante para mí y que por acción del tiempo transcurrido y la lejanía se han podido borrar las tristezas y sólo perpetuarse las alegrías.

sábado, 20 de septiembre de 2008

Belissa en el DF


Nos dio un súper susto Belissa porque su vuelo no aparecía en las pantallas del aeropuerto pero felizmente ella sí estaba ahí. Nos quedamos esa noche en casa de los papás de Rubén para ir al día siguiente a Teotihuacán. Desayunamos Molletes (pan al horno con frejol y queso derretido, sí, frejol) acompañados de pico de gallo (salsita de cebollita, tomate y chile verde). El clima nos fue favorable y en vez del sol abrazador, el día estuvo nubladito no más sin llegar a llover. Hicimos todo el recorrido, las pirámides y además el templo a Qetzalcoatl. Saliendo nos fuimos por un pozole a La casa de Toño. A la noche nos instalamos en el depa de Mara. Al día siguiente fuimos al Zócalo pero como esa noche era el grito y además era lunes la mayoría de los museos estaban cerrados, sólo pudimos entrar a algunas iglesias (no a la Catedral) y recorrer las calles. Desayunamos en el Sanborn’s de los azulejos, tomamos cafecito en el Coffee Factory de Sears frente a Bellas Artes y luego nos fuimos a ver un depa, teníamos una cita por Eugenia, pero estaba feo. De ahí estuvimos caminando por Reforma porque hasta Chapultepec estaba cerrado, pero había una exposición de bancas que estaba bonita. Como empezó a llover nos metimos al Péndulo. Beli tenía una entrevista así que la esperamos y de ahí nos fuimos a casa, yo estaba medio resfriada. El martes nos fuimos a Xochimilco con los papás de Rubén, estuvo bonito el día y el paseo. De regreso compramos plantitas y nos fuimos al 10 a comer pizza, luego pasamos por la Rosario Castellanos por el cafecito y el postre. El miércoles anduvimos de aquí para allá, Miguel Angel de Quevedo, Polanco y Centro histórico para que Beli haga sus entrevistas, pero yo pude leer para mi artículo y además en la nochecita fuimos al Salón Corona y Beli se comió los famosos tacos al pastor que le encantaron. Pero en la mañana nos dio tiempito de ir a Coyoacán para comprar los dulces de mi abuelito, pasar por el Museo de Frida y por el de Trosky (que sigue sin vender llaveros). El jueves fue solo irnos al aeropuerto y yo empezar a retomar mis ocupaciones, puedo decir con satisfacción que acabé mi ponencia de Simone, al fin, a ver cómo me va, crucen sus deditos, la leo el miércoles a las 12:15.Y ahora sí tenemos que conseguir un depa a como de lugar porque a fines de este mes debemos dejar el lugar donde estamos. Lo bueno fue que Sheida, una amiga de mi tía Martha, nos dio ya los documentos para el aval así que apenas veamos un lugar podemos dejar los papeles ipso facto. Fuimos a ver depas en Félix Cuevas, que es el Eje 7, yo vivía por ahí antes, es una avenida que une Mixcoac con Zapata y pronto harán un metro para esa ruta también, que será lo máximo. Como Rubén se fue de casa de Mara hacia su trabajo se dio cuenta que no era muy lejos y ahí hay muchos pero muchos carteles de renta así que ahora sí tenemos que conseguir algo. Bueno, crucen todos todos sus deditos por favor.

viernes, 12 de septiembre de 2008

Arráncame la vida


Esta semana empecé a leer Arráncame la vida de Ángeles Mastretta aprovechando que es una novela citada en un libro sobre la identidad femenina que estoy también leyendo para mi investigación porque es sobre las narradoras de los ochentas y porque saldrá pronto la película y me da curiosidad. En general no hubieron muchas novedades esta semana. Fui a ver algunos depas que no estaban del todo mal pero que no terminaron de convencerme, así que sigo en la búsqueda todavía, pero al borde del hartazgo. Felizmente acabé mi ensayo para el coloquio del PIEM, será sobre el caso de María Emilia Cornejo. El martes intentamos ir al cine con Gaby al lunario pero no se pudo, cancelaron la función sin avisar así que terminamos en el sushi y luego en su casa, a donde fui a recoger los encargos que mi mamá mandó con Chamín. Chamín me enseñó sus fotos de Lima, Cuzco y Arequipa (nostalgias y antojitos por las fotos de la comida). Esta semana mis seminarios también estuvieron interesantes, aunque para la clase del martes tengo que ir habiendo tomado un café y un sándwich porque sino me duermo. Me despedí de mi tía Martha que se fue a Oaxaca de vuelta, ya está completamente recuperada de su operación. Sigo en mi proceso de vegetarianismo y he encontrado un nuevo restaurante que me gusta mucho se llama Monte Kailas, está muy bueno. Aunque pues cuando estoy de visita ni modo, eso es algo por lo que todavía no me animo del todo a ser más estricta. El jueves vi a Gaby y luego a Rubí a quien le había propuesto para mudarnos pero ella todavía no decide qué hacer con su vida, nos fuimos al Cenote Azul que es un bar muy simpático cerca de Ciudad Universitaria. Y salí al cine a ver una película no muy buena mexicana que se llama Amor letra por letra, está un poco confusa la trama. Fuimos al cinemex, lo mejor de ahí es que hay un bar donde puedes tomar una cerveza mientras esperas la función, me parece una gran idea. Ya tengo las llaves del depa de mi amiga Mara donde estaremos mientras se quede Beli en México. Así que prometo fotos en vivo y en directo. Lunes y martes es feriado aquí porque se celebra la independencia, el 15 en la noche uno espera las doce y a esa hora se grita ¡Viva México!, que es lo oficial, pero de ahí le añaden otras cosas más, ya les informaré al respeto. He empezado ahora sí mi artículo sobre Simone de Beauvoir para el coloquio en el que participaré, de lo cual ya estoy arrepentida, pero pues confío en que me salga algo interesante (crucen sus deditos). Lo mejor de la semana fue que tuve la suerte de que al ir a la UNAM siempre me encontré el RTP de mujeres. El RTP es un bus tipo Enatru mucho má económico y rápido y que ahora tiene varias unidades sólo para mujeres, lo cual está bien porque sino vas muy apachurrada y ahora puedo ir tranquilita y leyendo, ¿no es maravilloso? (Pintura de Olga Costa, Corazón egoísta).

lunes, 8 de septiembre de 2008

Buika


El concierto de Buika me gustó muchísimo. Fue en el Lunario, que es un auditorio pequeño a un lado del Auditorio Nacional. En realidad es más como un bar porque hay mesitas, puedes beber y comer y el escenario está a corta distancia. Hay un pasadizo con fotos de los artistas que se han presentado y estaba Tania Libertad, a la que quisiera ver la próxima vez que vaya porque nunca la he oído en vivo, ni aquí ni allá. El concierto era a las 10:00pm, llegamos como 9:30. Las mesitas son de cuatro así que al rato se sentaron dos personas más. Dos señores muy simpáticos, uno puertorriqueño y uno cubano. Pero mira qué chiquito que es el mundo que el puertorriqueño era amigo de Mariella Sala y había estado en Lima, conversamos un ratito pero el concierto empezó pronto. Buika se presentó con un vestido amarillo, se le veía mucho más delgada que las fotos que había visto de ella. Tiene una cabellera larga larga y su voz es lindísima. Cantó principalmente canciones del último disco, Niña de fuego, que pudimos comprar porque a la salida lo vendieron más barato que en las tiendas, como supusimos. Pero también tocó algunas de Mi niña Lola y quizá también del primer disco porque para el encore cantó una a capela, Luz de luna, que yo no la había oído. Pero me emocioné mucho con su voz, su presencia y sus canciones. El acompañamiento era solo un piano y una bateria, en eso me pareció escueto. Y ella de rato en rato tomaba fotos a sus músicos (no sé si para ahorrarse una fotógrafo). Se le veía muy dulce, pero parecía tener en mucho una personalidad de niña. Pero supongo que no lo será tanto si puede mantener una relación bisexual con madurez (o eso me supongo). Bueno, más información pueden encontrarla en su web: http://www.buika.net/ Lo bueno es que salimos a las justas para tomar el metro de regreso.
Aparte el domingo sufrí otra gran decepción porque fuimos cerca del mercado a buscar depas y todos a los que llamamos y visitamos estaban carísimos, así que ampliaremos nuestra zona de residencia hacia lugares donde al parecer hay oferta de depas a menos precio (Será Metro Zapata, Etiopía, por donde vive mi tía Martha, División del Norte, línea verde, ya nada por la Escandón ni La condesa). Hoy iré a ver algunos lugares así que crucen sus deditos. Ya con las pilas bajas fuimos a almorzar con mi tía Martha y de regreso a casa me puse a avanzar mis lecturas de la semana. También vimos una película my bonita, Pedro y el lobo que produjo la UNAM, bueno es un cortometraje en realidad. Y luego una de Cuarón, Sólo con tu pareja, que es de lo más guachafa. En fin, así se fue una semana más.

Veinte cosas que no puedes dejar de hacer en el DF


1. Ir al Zócalo y pasear por el centro

2. Pasear en las trajineras de Xochimilco

3. Ir a las pirámides de Teotihuacán

4. Conocer el bosque de Chapultepec y el castillo

5. Comer tacos al pastor en El Corona

6. Hacer un tour por las cantinas del centro

7. Visitar la famosa Plaza Garibaldi

8. Ir a ver libros a la Rosario Castellanos y al circuito de Miguel Ángel de Quevedo

9. Pasear en bicicleta por la UNAM

10. Ver una película en la Cineteca Nacional

11. Visitar Coyoacán

12. Ir al Museo de Antropología e Historia, Museo de Frida Kahlo y al Museo Dolores Olmedo

13. Quedarte atascado en el tráfico

14. Ir a una cantina de las que te dan de comer gratis por tus bebidas

15. Visitar los altares del Día de Muertos

16. Ir a un concierto gratuito en el Zócalo

17. Probar los Chiles en nogada, quesadillas de huitlacoche, flor de calabaza, ensalada de nopales y pozole (en La casa de Toño)

18. Tomar una Modelo especial, Indio y Bohemia bien heladas (o agua de jamaica, horchata y tamarindo)

19. Ir a la Villa de Guadalupe, de rodillas (jiji)

20. Viajar en el metro
Cuadro de A. Beloff, Avenida Hidalgo.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Ilusiones perdidas


No entiendo cómo el lunes teníamos tantas opciones de depas para alquilar y hoy estamos en nada nuevamente. Fuimos a ver dos pero parece alguien llegó antes que nosotros y los tomó. En un caso era al lado de mi depa en Mixcoac, la verdad bastante bien, cómodo y bien ubicado, pero nos pidieron los datos y quedaron en llamarnos mañana (como saben, una de las mentiras más grandes del mundo). El otro en La condesa, tenía el inconveniente de que el acceso era hasta el tercer piso por una escalera muy estrecha y pasando por una habitación pero era muy amplio y equipado, ese lo vi a pesar de que me dijeron que lo más probable es que ya estuviera tomado. Del minidepa que está del otro lado del mío en Mixcoac no hemos tenido información porque ha sido imposible ubicar a Ángeles. Y del de Marie Claude, que es una amiga de mi tía Martha, aún no hay respuesta, aunque ella misma dice que ve muy poco probable que la inquilina se vaya, que lo más seguro es que pague lo que debe y por tanto siga quedándose ahí. En fin, también vi otro que podíamos compartir con mi amiga Rubí pero está muy caro. Y así sucedió que hoy estamos otra vez sin opciones, hemos comprado el periódico y no vimos nada muy alentador, pero seguiremos con la búsqueda, estoy muy desilusionada con esto.Pero bueno, las cosas buenas de esta semana fueron que salimos al sushi con Rubí para celebrar su cumple. Visité a mi tía Martha y comimos rico y loreamos un buen rato. Mara me preparó lazaña y otro antipasto italiano de berenjenas al horno muy rico, con vinito como debe ser. Su depa está fabuloso y lo puedo utilizar mientras esté Belissa en México. Ya empecé mi ponencia para el PIEM y creo que va a buen ritmo, sí creo acabarla para el lunes, aunque me ha hecho sufrir porque estoy tocando el tema de María Emilia Cornejo y el supuesto cuestionamiento de la autoría de sus poemas, ¡para que te dé ataque al hígado! Luego les paso el texto. El viernes fuimos con Tere y Cynthia a comer al 10 y luego a su casa a conversar, tranqui y divertido. Fui entrevistada sobre el tema trans por un amigo de Cynthia que está investigando el tema en México. Mis clases del seminario han estado muy interesantes. En el de crítica cultural casi todas son educadoras y la verdad que tiene un nivel muy alto, manejan mucha teoría, cosa que a veces no se ve; y en el de frontera y ciudadanía hemos empezado clases con una filósofa muy buena, clara y precisa, a pesar de la complejidad del tema, analizaremos al sujeto como fundante y nos plantearemos la pregunta de si al feminismo le conviene o no tener un sujeto y qué implicancias tiene ello. Pasamos otra vez por la Rosario Castellanos (que es mi segundo hogar) para comprar unos libros para mis clases. Pero he estado muy agotada y he avanzado poco mi investigación. No hemos ido al cine pero vimos la película de los cortos sobre el 11 de setiembre, aunque creo que los que había visto en mi clase eran los mejores, algunos no me gustaron nada y me aburrieron. Terminé al fin el libro de La plenitud de la vida de Simone de Beauvoir y estoy leyendo Ante el dolor de los demás de Susan Sontag para mi seminario, todavía no he podido empezar lecturas sólo por placer y es que entre trabajar y estudiar (y buscar depa) se me va la vida. El cuadro es de Olga Costa, Flores secas, otra de las pintoras mexicanas descubiertas.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Solo Nahui Ollin


Este fin de semana fue muy tranquilo, estuve el domingo cuidando a mi tía Martha que la han operado. Está bastante bien pero por precaución era mejor que no esté sola y además todavía tiene un poco de malestar. Me dio mucho gusto estar con ella en casa, cocinar y comer juntas, y conversar sin parar, como siempre. Pero el sábado en la mañana, antes de irnos a lavar, fuimos a una conferencia sobre Nahui Olin. Les conté que la exposición de las mujeres contemporáneas de Frida me gustó mucho, escribí un artículo al respecto que pueden revisar aquí: http://www.runa.org.pe/runa/generando/articulos/Art15_contemporaneasFridaKahlo.pdf)artículo y Nahui es una de las pintoras que descubrí en esa ocasión. Se publicaba un libro que no pude comprar (estaba un poco caro), pero lo haré más adelante y también encontré uno de la exposición sobre todas las autoras, así que preferí ese por ahora (me hubiera ahorrado mucho trabajo si lo hubiera tenido antes, pero bueno, me ayudó a descubrir por mí misma a cada una de las artistas). Lo que dijeron de la vida de Nahui fue maravilloso, era la mujer más bella de México de los años veinte, fue pintora, con un estilo particularísimo, a veces infantil, a veces juguetón, de colores fuertes y apasionados; aunque también tuvo una etapa de acuarelas. Escribió diarios y libros sobre su vida que son algo difíciles de hallar pero les seguiré la huella. Además se reveló contra la moral de su tiempo, amó y fue amada a plenitud. Pero como la mujer del muelle de San Blas, vio por última vez a su amado en el puerto de Veracruz y éste nunca más volvió: murió intoxicado en Cuba. Muchos años ella siguió yendo al puerto. A pesar de haber sido la musa de todos los artistas mexicanos y europeos que pasaron por ahí, después de sus 30 ya nadie la retrató, a pesar de que seguía siendo la bella mujer que siempre fue. Desaparece de la historia, de los libros, del imaginario, cuentan las leyendas que vivía de vender sus fotos de desnudos y que los niños le tiraban piedras. Vivió por el metro Tacubaya, muy cerca de donde yo vivo ahora, pero su casa está en ruinas y nadie la ha recuperado. Su obra tiene más de 300 pinturas, pero está en colecciones privadas o desperdigada por el mundo. No hay registro de ella. La autora del libro que publica un estudio sobre su pintura vio en la exposición del Museo Mural una pintura que jamás había visto, la de los gatos amorosos, lo que da cuenta de la verdadera dificultad de poder acercarnos a la magnitud de su legado. Nunca se supo, así mismo, por qué renunció a las ofertas millonarias de salir en Hollywood, aunque para mí sólo hay una respuesta: la integridad. Se me encogió el corazón de saber que una mujer así de fuerte, así de maravillosa y libre tuvo que morir en el peor abandono, en la soledad, en la indiferencia, en el silencio. Acusada de loca, como todas las mujeres que un día toman las riendas de su vida, fue olvidada, pero felizmente con este libro y otros estudios sobre ella vuelve a ser recuperada para la humanidad. Ojalá se recupere su casa y puedan ahí instalarse sus obras para conocerlas (en la foto, uno de sus autorretratos).

viernes, 29 de agosto de 2008

¡Venta nocturna de libros!


La semana empezó fatal. Teníamos ya toda la información y documentación necesaria para poder alquilar, había que dejar los documentos, pagar y esperar 6 días. Pero resulta que la propiedad del aval tiene que estar valuada en 130 veces el monto del alquiler. El alquiler iba a ser 5000 pesos (¡sí!, 500 dólares por un departamentito muy pequeño para ese precio, que ni tenía vista al mar, ni ascensor, ni acabados, ni nada de esos lujos, pero así de cara es esta ciudad), por tanto la casa debía estar valuada en más de 650 mil pesos. No sé en realidad cuánto era el valor de la casa porque hicieron un trámite para que lo disminuyan y que los arbitrios fueran menos (situación que no nos favoreció), el punto es que me parece que de todos modos no hubiera alcanzado ese monto. Yo, ilusa de mí, pensé que eso era un detalle, una insignificancia que podían pasar por alto, no creí que fueran tan estrictos con esa norma, que no era necesario que el costo fuera exactamente el solicitado, pero NO. No se podía ni dejar la documentación si no cumplíamos ese requisito y de ser así debíamos además del mes de garantía y el que corre, dejar seis meses de renta pagados por adelatando, es decir, impensable. De modo que toda la búsqueda volvió a cero. Vimos en otra corredora y las demás piden aún más requisitos. En el periódico en la semana no ha salido nada bueno. Y las pocas opciones que vimos eran muy grandes y significaba compartir con alguien más, lo cual tampoco está sencillo encontrar con quien. Estamos viendo si alguien más puede ser de aval a ver si aún ese depa que me gustó podríamos ocuparlo, pero no está siendo fácil (por el monto solicitado, la ubicación de la propiedad y la confianza que hay que tener con las personas para pedirle el favor). Así que este fin de semana otra vez reiniciaremos la búsqueda de depas, caminaremos por las calles a ver cartelitos; así que por favor crucen sus deditos. Aparte de ese pequeño traspié que me dejó muy triste y angustiada, la semana transcurrió bien, el lunes y martes estuvieron muy interesantes las clases de mis seminarios. El martes además fuimos al estreno de una película en la que participó Mario, el hermano de Rubén, como segundo asistente de dirección. La película se llama Todos los días son tuyos y la verdad no me gustó, la trama es confusa y nunca se entiende quiénes son los buenos y quiénes los malos (es de ese tipo de películas, buenos por un lado, malos por el otro, así que eso era vital). Se muestran demasiadas escenas de violencia excesiva que no está justificada, hay ensañamiento en la violencia hacia la mujer, que es algo por lo cual nunca estará de más levantar la voz (¿por qué siempre mujeres muertas, asesinadas, maniatadas con descaro?), ya que tiene repercusiones simbólicas nefastas para la sociedad. Aparte de eso tuve mucho trabajo que hacer pero lo acabé a tiempo. Me dispersé viendo Noches púrpuras de Wong Kar Wai, que sí me gustó mucho. Adelanté algo de mi investigación y también un artículo que debía entregar y estoy empezando a pensar en otros que tengo pendientes. Sin embargo, sigo sintiendo que no logro maximizar mi tiempo, que no me organizo bien y eso, como deben suponer, me angustia muchísimo. Quizá es en parte por no tener un lugar para mí, pero cuando lo tenga tendré más responsabilidades (hacer limpieza, cocinar o preparar mis alimentos y aunque no seré la única encargada de esto, algún día me tocará), las cuales ahorita no tengo. De todos modos apuesto porque pronto pueda tener las cosas bajo control, en la medida de lo posible. Sigan cruzando sus deditos.Pero sin duda, lo mejor, mejor de la semana fue que el Fondo de Cultura Económica, que tiene una bellísima librería llamada Rosario Castellanos (a donde yo me iría a vivir sin ningún problema, si me dejaran), realizó ayer una venta nocturna de libros, la mayoría de libros a 30%, 35% y 40% de descuento y también algunos títulos (no los más populares eso sí) a 10 pesos (es decir, a 1 dólar). Fue una locura, llegamos y había un montón de gente, además de que repartían vino y bocaditos, la cafetería tenía cafés a dos por uno, a sólo 6 pesos y por cada 100 pesos en compra de libros participabas en las rifas, rifaban kilos de libros, colecciones y al final una bicicleta. Estuvimos a nada de ganarnos la bicicleta, sacaron 10 tickets, el décimo se la llevaba y el nuestro salió en noveno lugar, snif snif. Bueno, fue lo máximo, a pesar de que casi no pude comer bocaditos (un señor se los cogía y los ponía en su mesa y ni se los comía el egoísta desconsiderado) y no probé el vino, la verdad estaba muy ocupada y con las manos llenas y en un dilema porque era muy difícil elegir qué llevar, qué dejar y aunque muchas cosas igual estaban al descuento de siempre, salimos como con 20 libros (fácil) y que bueno que nos fuimos porque sino hubieran sido más. Así que ya con esa catarsis, espero que el fin de semana nos depare buenas noticias y que la semana que empezará pinte mucho mejor.

sábado, 23 de agosto de 2008

San Pascualito Rey


Esta semana ya se confirmó que no puedo volver a mi antiguo depa en Mixcoac, así que retomé la búsqueda. Felizmente encontramos uno que nos gustó en la colonia Roma (colindando con La condesa, que es el equivalente de Miraflores, muy cerca de casa de Oli también, metro Chapultepec, salida del bus a Six Flag y también algo cerca del metro Patriotismo) pero hay que presentar mil papeles y en eso estamos, así que crucen sus deditos. Estuvo interesante el seminario del lunes y del martes, Marisa, la directora del PUEG es muy simpática, histriónica y me hace reír mucho, lo cual, sobre todo en el ámbito académico usualmente tan ceremonioso, siempre se agradece. Estoy atrasada con el trabajo porque esta semana se juntaron los dos boletines: Generando y T-Informa. Pero bueno, confío en que ya a poco instalada pueda organizarme mejor. El viernes estuve en la presentación final de una de las chicas que también está haciendo su estancia académica, fue sobre las mujeres que hacen performance en México y estuvo muy interesante, me dio ánimos para meterme de lleno en mi trabajo. Ya esta semana al menos pude estar un poco en la biblioteca buscando información. El viernes también hubo una comida para conocerno y me gustó el grupo, todas son muy simpáticas, no más que la otra chica que empieza su estancia no se quedó a la comida y sólo estaban las que ya están por irse de México. El miércoles fuimos a ver la guerra de los clones que estuvo bien, aunque me sigue gustando más en vivo y en directo. Sólo el muñequito de Anakin, ahora sí actúa bien. También estuve con Gaby poniéndome al día de sus aventuras amorosas por Minessota. Y estuve con Tere en su cumple, salimos al sushi, fuimos además con Cynthia. Pero lo mejor de la semana fue el concierto de San Pascualito Rey y Corcobado, aunque el Corcobado es medio hard core y no me gustó tanto, algunas canciones sí son más suaves, lo que me gustó es que combina varios estilos y el juego de luces fue genial. Lo paradógico además fue que el concierto era en el Metropolitan, que es un teatro antiguo, estilo clásico, con esculturas griegas y detalles renacentistas, pero la música era súper fuerte y la gente toda dark. Aquí una de las letras de San Pascualito que me encanta de la canción “¿Por qué?”:
¿Por qué cuando estamos juntos nos estrellamos contra las ventanas?¿Por qué cuando nos callamos nos desgarramos el alma en pedazos? No hay día que podamos acercarnos, no hay día que podamos abrazarnos, siempre buscando paredes y abismos...para amarnos ¿Por qué si nos queremos tanto nos retamos a muerte a dario?¿Por qué nos arrepentimoscon las manos tan llenas de agravios? Somos iguales tú y yo no cabemos en el mismo verso, somos iguales tú y yo nos queremos pero no sabemos, somos iguales tú y yo nos tocamos pero no nos vemos, somos iguales tú y yo nos extrañamos y aquí estamos...
Lo pueden oír aquí:

lunes, 18 de agosto de 2008

Mujeres de fuego


Aparte del seminario de Crítica cultural y género, estoy también llevando el de Frontera y ciudadanía. Eso más el trabajo, la lluvia y el buscar depa está atrasando seriamente mi investigación, pero esta semana me he propuesto ponerle manos a la obra. La semana pasada además asistí a una mesa sobre feminicidios que estuvo muy interesante, en el sentido de informativa, muy deprimente en el sentido de que más allá de las buenas intenciones el tema sigue igual. México como Estado ha recibido más de 300 recomendaciones de distintos organismos internacionales para que tome cartas en el asunto, según el abogado en DDHH especialista que expuso, él no conoce ningún caso que haya recibido tanta atención como el de Ciudad Juárez. Sin embargo, nada se ha hecho todavía, los culpables siguen sin ser detenidos, hay leyes pero no hay sanciones, por tanto, no hay una viabilidad penal. Luego vinieron también especialistas que hicieron un análisis del discurso muy bueno y ahí con horror descubrí que los argumentos en contra de los feminicidios, las estrategias, son exactamente los mismos desplegados por el machinario (Cf. Rocío Silva Santisteban) literario en contra de la literatura de mujeres. Por ejemplo, un legislador decía que hablar de feminicidio era absurdo porque entonces se debía inventar un nombre para cada delito, por ejemplo si yo me robo un lápiz eso sería un lapicidio y por tanto sería imposible para la justicia nombrar tantos delitos. Creo que el ejemplo habla por sí solo, pero así de absurda es la “razón” cuando tiene el poder. Igual sucede con la literatura dicen que si hablamos de literatura de mujeres entonces habría que hablar de literatura de zurdos, de literatura de los que usan anteojos y un montón de cosas inútiles que sólo pretenden negar el rol de género en nuestra sociedad. Asimismo, al igual que con las poetas del ochenta, con las muertas de Juárez se termina aludiendo a un número, a una cifra a una masa homogénea sin considerar su humanidad, su individualidad, es decir banalizando la circunstancia, ¡son sólo 300!, dicen algunos, aunque una basta y sobra para tomar riendas en el asunto. En fin, fue una mesa muy interesante y me devuelve a la importancia de lo simbólico y del discurso para evitar situaciones trágicas como esta. ¡Mujeres, no den su brazo a torcer! Sé que uno se desalienta, sí, me pasa, pero es necesario seguir. Por ejemplo, vi los expedientes secretos y quisiera que por favor la creatividad humana dejara de asesinar mujeres en aras de los más vanos entretenimientos, especialmente cuando nisiquiera la trama lo justifica. ¿Cómo atacar la violencia sin caer en la continua marginación de la mujer, evitar hacerla más vulnerable, borrar el mito de que cualquier mujer puede ser violada, mutilada, abandonada, sin ningún castigo? Es una paradoja, lo que me queda claro es que la violencia es uno de los principales yugos que tenemos que enfrentar y no ojo por ojo, sino en el nivel de lo simbólico, digamos palabra por palabra, sinrazón con razón. Cuando un cineasta se preocupe por hacer coherente su película y pueda pensar en algo más que asesinar a muchas mujeres de manera brutal es que algo habrá cambiado en este mundo. Mientras, no vayan a ver los expedientes secretos, de verdad les digo. El lado bueno, porque todo tiene un lado bueno felizmente, es que el sábado fui a ver la exposición de contemporáneas de Frida y me alegró ver a tantas mujeres artistas: fotógrafas, pintoras, escultoras, maravillosas, que han hecho cosas bellas e imborrables, claro que rabié un poco por lo pequeñita de la exposición, pero pues así poco a poco se hace escuela. Haré un artículo sobre esto así que se los pasaré luego para que las vayan conociendo. Pero mientras la foto de esta entrada es de una de ellas, Nahui Olin y aquí va una galería fotográfica de su obra, muy buena. http://www.caf.edu.mx/galeria/main.php?g2_itemId=3185 ¿Cómo se puede borrar a media faz de la humanidad? Se puede, por eso nenas, no dejen de dar la cara y ustedes, nenes, no se sientan excluidos que pueden hacer de esta lucha la suya. ¡Besitos revolucionarios compañeros(as)!

miércoles, 13 de agosto de 2008

¿Aprenderé a ser neutral?


Les cuento la anécdota. Sucede que desde que La mestiza
http://lamestizacolectiva.blogspot.com/
convocó para un artículo a mí se me ocurrió escribir algo sobre Magda Portal y La trampa, que como algunos saben me encantó. Y entonces me metí a google y puse Magda Portal para ver la cantidad de información que nunca apareció sobre ella, sólo testimonios, pero nada concreto, palpable, nisiquiera la fecha de su nacimiento, de su muerte, el listado de sus libros completos. Así que me enojé tanto que se me ocurrió abrir una entrada en Wikipedia pero con la poca información que tuve lo hice y nunca apareció. Ahora que estoy escribiendo el artículo, porque quise hacerlo antes de mi viaje pero fue imposible, entro otra vez al google, sabiendo a que atenerme, encontrando sólo un artículo de Cecilia Bustamente repetido hasta la saciedad, luego las palabras de Mariátegui y además (¡sorpresa!) me encuentro con mi entrada en el Wikipedia, sí, la que este pechito escribió, con el aviso de que era de dudosa procedencia y que tenía reparos por su punto de vista no neutral. Y me digo que no hay neutralidad alguna porque me parece más que sintomático este silencio y lo traduje en algunos comentarios. Pero pues, aún La enciclopedia libre, no es tan libre. Y sí, supongo que pude haber matizado las cosas para que no sean tan obvias, decir por ejemplo, "para algunos", "hay quienes dicen", "algunos teóricos", pero no, me planté en mi yo, en mi yo universal de mujer que reivindica a otra mujer pensadora y ahora mi punto de vista es sospechoso. Bueno, aparentemente esto se puede remediar si se cita la bibliografía académica especializada que correbore mi modesto punto de vista, pero como yo estoy fuera del terruño no puedo hacerlo, si algún alma caritativa tiene bibliografía a la mano y puede añadirla, se lo agradecería mucho. Mientras tanto, vuelvo a mi artículo que debo enviar mi borrador. Por cierto que aprovecho para recomendar a todos leer La trampa, leer a Magda Portal y en suma LEER. Y a las chicas, amigas, especialmente les encargo escribir, porque como nos seguimos dando cuenta, la escritura es poder y el poder, como decía Mariela, no se pide sino que se toma. Y por esto me respondo a mi misma, no aprenderé a ser neutral porque la neutralidad no existe.

martes, 12 de agosto de 2008

Mujeres de 6 a 9am y de 4 a 10pm


El jueves me encontré con Lucía en la UNAM y conversamos sobre mi estancia académica. Tengo libertad para organizarme como yo quiero y para decidir los seminarios que debo llevar. Lo que sí es que tengo que asistir a los eventos que haga el PUEG. Además Lucía se va de intercambio académico un mes a París y yo dictaré sus clases mientras tanto, por lo cual me pagará, así que doble ganancia. Trataré el tema de la transgeneridad y de literatura y violencia, hablaré sobre la CVR, entre otras cosas. Así que será muy interesante, estoy emocionada. Me presentaron a todos por ahí y sólo tengo que empezar ya a trabajar. En la noche vimos a Nidia, una chica de Manuela que conocí en mi curso de Mujeres, escritura y poder 2, está en México por el evento de SIDA. La llevé a La cantina de los Remedios de la Zona Rosa, que fue la primera a la que a mí me llevaron cuando yo llegué a México, ese día tocan música en vivo y llegamos al happy hour, así que estuvimos bien “happis”. El viernes tenía trabajo y ya no pudimos ver depas, comimos en el Green Corner, que estaba rico (pero muy poquito como dice Beli). De ahí nos fuimos a quejar por el celular porque debían darme un bono cuando pusiera crédito y no me dieron, según esto me lo dan a fin de mes, pero el pobre muchacho no sabía explicarnos cómo era la oferta, decía antes de 30 días se lo dan, pero era después de 30 días. Y como en un santiamén se gastaron los 100 pesos que le puse (porque no hay ofertas, ni bonos, ni nada), le tuve que poner más crédito para poder llamar a averiguar por los depas. Pero la próxima le pondré menos y ni modo. ¡¡No saben lo caro que es el celular!! Se nos hizo tarde así que salimos directo a encontrarnos con Cynthia en Coyoacán. Están arreglando el parque de los coyotes pero igual se podía transitar por buena parte de sus calles, después de mucho deambular terminamos en un lugar tranquilo, llegaron Cynthia y Alonso, luego fuimos a conocer el depa de Cynthia que está precioso, por el metro Coyoacán, tipo rústico y empedrado, me encantó. El sábado era la fiesta de Oli y antes estuvimos en el dentista. La fiesta de Oli estuvo muy bonita, fue mucha gente, conocí a Polo y Malú, que son amigos de Francisco de antes. Nos quedamos hasta bien tarde ahí, pero la pasamos súper bien y Oli estaba feliz. El domingo nos levantamos tempranito para ir a casa de los papás de Rubén porque visitaríamos a su primo que acababa de tener mellizos y él vive muy pero muy lejos, en el Estado de México, como los papás de Rubén, pero todavía más lejos. Así que fuimos y luego comimos pozole en casa de sus papás, vimos el video del quinceañero de Fanny, al que asistí apenas llegué y nos fuimos, con todo llegamos casi a las 10pm, habiéndonos levantado muy temprano. Y bueno, el lunes Rubén tenía que volver a su trabajo y yo a la UNAM. El lunes era cumple de Oli y fui a saludarla y comimos juntas. Estuve en el seminario de Crítica cultural y género que está interesante, vimos partes de una película que son varios cortos sobre el 11 de setiembre y los discutimos, me gustó mucho, voy a buscarla para verla completa.
http://www.labutaca.net/films/12/110901.htm
Pero al regreso me demoré mil años en el metro y eso que ahora hay vagones para mujeres y es mejor porque vas más tranquila, pero aún así nadie te salva del apretón, del calor y de todo eso. Sé que algunos estarán en contra de esta medida pero la verdad es necesaria, así una viaja mucho más tranquila.
La foto es un cuadro de Saraelisa http://www.sarelisa.com/espanol/espanol.html